Bienestar para empresas

Guía para enfrentar y prevenir la renuncia silenciosa

1 nov 2023
Fecha de la última actualización 1 nov 2023

Los departamentos de recursos humanos de todo el mundo se han enfrentado en los últimos años a una alta tasa de rotación. Su impacto ha sido tan grande que el psicólogo Anthony Klotz le dio el nombre de “la gran renuncia”. Hoy, las empresas también se enfrentan a un fenómeno que podría tener el mismo origen, pero que se presenta de forma distinta: la renuncia silenciosa.

Se puede dar el caso de personas que no están satisfechas con su trabajo, pero para quienes dejarlo no es una opción. Permanecen en la empresa por múltiples razones, desde la falta de oportunidades en otras organizaciones, a la necesidad de un ingreso seguro cada mes o una ubicación que les resulta más conveniente.

Es entonces cuando, de forma consciente o inconsciente, empiezan a cumplir con lo mínimo indispensable dentro de su trabajo y permanecen psicológicamente distantes. A estas personas ya no les interesa ser proactivas o convertirse en colaboradores/as del mes. Tampoco las verás ofrecerse como voluntarias para organizar la reunión navideña. Están renunciando de forma silenciosa.

Lead Magnet_ES-MX.png

Origen del fenómeno de la renuncia silenciosa

Para nuestros padres o abuelos, la sobrecarga de trabajo se consideraba una insignia de honor. En cambio, en la actualidad las personas saben que el exceso de trabajo es perjudicial para la salud, y dan el mismo peso al trabajo que al derecho a descansar y cuidar de la vida personal.

En el 2020, debido a las medidas de confinamiento, las empresas debieron implementar la modalidad de trabajo remoto para la mayoría de sus colaboradores/as. Después de varios meses de trabajar desde casa, las personas descubrieron que, de esta forma, tenían mayor flexibilidad y control sobre su vida personal.

Lo anterior, según Klotz podría ser uno de los principales factores que determinaron la gran renuncia y, meses después, la renuncia silenciosa. Esto tal vez te haga suponer que, al ser la renuncia silenciosa un fenómeno derivado de la pandemia, en algún momento las personas volverán a comprometerse con sus empresas para dar lo mejor de sí.

Sin embargo, no tendría por qué ser así si las organizaciones no redoblan sus esfuerzos por mejorar las condiciones de trabajo y elevar la satisfacción laboral. De acuerdo al estudio de Gympass, Panorama del bienestar en las empresas 2024, el 87 % de las personas se plantearía renunciar si su empresa no tomara el bienestar de su personal como algo prioritario. Esto también incluye a la renuncia silenciosa.

Las actitudes de la renuncia silenciosa se pueden identificar en quienes solo hacen lo mínimo indispensable para conservar su empleo, por ejemplo:

  • Negarse a participar en proyectos o tomar responsabilidades que no estén incluidas en la descripción del puesto
  • No tomar más responsabilidades
  • No tener un sentido de pertenencia con la empresa

Factores que propician la renuncia silenciosa

El personal de las empresas está cada vez menos de acuerdo con continuar con la cultura de “ponerse la camiseta” solo por ser parte de una empresa, sin que esto les represente ningún beneficio. Están marcando límites y no solo lo demuestran con su comportamiento en el trabajo, también lo están compartiendo en redes sociales.

Hay elementos clave que desencadenan la decisión de “renunciar” y que están aún por encima del salario, de acuerdo con una encuesta de OCC Mundial:

  • La falta de motivación, por una cultura laboral pobre, sin reconocimiento por el trabajo, la monotonía y por tener que realizar actividades que no son propias de su puesto
  • El desgaste, por exceso de trabajo, malos liderazgos y pocas oportunidades de desarrollo profesional
  • La inconformidad, por falta de prestaciones superiores a las de la ley, poca flexibilidad de horarios y sueldos bajos
  • Sobrecarga, por las horas de traslado, el exceso de horas extras y no contar con las herramientas necesarias para trabajar
  • Poca convivencia, por la falta de actividades entre colegas, malas instalaciones y no contar con permisos o tiempo libre

La fuerza laboral actual, sobre todo en las generaciones más jóvenes, espera que su trabajo, en donde pasan gran parte de su día, sea una fuente de bienestar. Es importante que su empresa sepa aprovechar sus fortalezas en favor de un propósito superior.

Según los datos de esta misma encuesta, el grupo de colaboradores/as menos satisfechos en una empresa es el que catalogaron como “escalador”. Este grupo espera que su empresa se alinee con sus objetivos de vida y le dé oportunidad de trascender. También es el grupo “escalador” el que presenta una mayor tasa de renuncia, y los eventos que desencadenan esto son obligarlos a hacer actividades ajenas a su puesto y darles pocas oportunidades para aprender y crecer.

Efectos de la renuncia silenciosa en las empresas 

En cualquier organización es común encontrarse con personas que se limitan a cumplir con las funciones de su rol haciendo el menor esfuerzo, solo para cobrar al final de la quincena. El problema al que se enfrentan hoy las empresas es que tanto la gran renuncia como la renuncia silenciosa se han dado en un porcentaje considerable de los colaboradores/as.

Si bien con la gran renuncia el personal lanza un mensaje fuerte y claro sobre no estar dispuestos a aceptar ciertas condiciones de trabajo, no pasa lo mismo con la renuncia silenciosa. Esta es una actitud de resistencia que, al final, podría ser aún más nociva para empresas que necesitan altos índices de productividad para subsistir.

Aunque estas personas están cumpliendo con sus funciones, las empresas necesitan una fuerza laboral dispuesta a esforzarse al máximo y con lazos afectivos con la empresa. Este compromiso es necesario para contribuir de forma positiva a la cultura organizacional y aportar ideas innovadoras.

Otro problema de los colaboradores/as en renuncia silenciosa es que, en el caso de que un colaborador/a deje la empresa, el resto del equipo no aceptará asumir el excedente de trabajo mientras se busca un sustituto.

¿La renuncia silenciosa podría ser positiva?

Los síntomas de la renuncia silenciosa en los colaboradores/as puede ser un signo de alarma de que las cosas no marchan bien. Es el momento ideal para abrir el diálogo y evolucionar. Si bien las consecuencias pueden afectar a la empresa en cuanto a su productividad, la renuncia silenciosa es una excelente oportunidad para identificar áreas de mejora.

Cómo prevenir la renuncia silenciosa en las organizaciones

Estas son algunas acciones que puedes implementar dentro de tu empresa para tratar de prevenir o revertir la renuncia silenciosa del personal.

Gestiona las expectativas desde el principio

En un mundo empresarial en constante evolución, las necesidades de los equipos de trabajo no son estáticas. La mayoría de los roles de trabajo pueden experimentar cambios conforme pasa el tiempo, y es importante que los colaboradores/as sepan esto desde el día en el que firman su contrato.

Ser consciente de esta posibilidad los hará estar de acuerdo si en algún momento el sistema de trabajo o las funciones del puesto se modifican. De lo contrario, podrían mostrarse reacios al cambio.

Brinda oportunidades de aprendizaje

El desarrollo de habilidades mejora el rendimiento de los colaboradores/as y les ayuda a avanzar en sus carreras. Cuando se tienen oportunidades de aprender dentro de la empresa, aumentan los niveles de satisfacción en el trabajo.

Reconoce y premia el esfuerzo

Valorar el trabajo de los colaboradores/as y reconocer su esfuerzo genera una experiencia laboral positiva. Incorporar beneficios y programas de bienestar para recompensar todo lo que hacen por la empresa puede generar un cambio de actitud. Su lugar de trabajo puede llegar a convertirse en un espacio que disfrutan y donde quieren estar.

Haz evaluaciones de desempeño frecuentes

La mejor manera de saber qué quieren los colaboradores/as es preguntándoles. Las evaluaciones de desempeño, además de identificar los puntos débiles de la fuerza laboral, son una oportunidad para que expresen lo que piensan.

El diálogo abierto entre colaboradores/as y gerentes facilita alinear los objetivos de la empresa con los de cada persona que conforma la fuerza laboral. Trabajar por metas en común es la clave para el compromiso y la satisfacción laboral.

Fomenta el bienestar

Las malas condiciones de trabajo traen consigo problemas como el estrés excesivo, que puede derivar en burnout, y la desvinculación con la empresa, que conduce a la renuncia silenciosa. Este desapego se da por la falta de motivación, un liderazgo pobre, poco o nulo reconocimiento por el trabajo y pocas oportunidades de crecimiento, entre otros.

Tus colaboradores/as merecen prestaciones que incrementen su bienestar. De esta forma, obtendrán la motivación y el compromiso necesarios para dar lo mejor de sí. Habla con uno de nuestros especialistas en bienestar de Gympass. Juntos encontraremos el plan que se ajuste a las necesidades de tu empresa y las de tus colaboradores/as.

Hable con un especialista_MX2.png

Fuentes


Comparte


Gympass Editorial Team

El equipo editorial de Gympass ayuda a los líderes de RR. HH. a fomentar el bienestar de sus colaboradores/as. Nuestros trabajos de investigación, análisis de tendencias y guías con consejos prácticos proporcionan las herramientas que aquellos necesitan para mejorar el bienestar de sus equipos, especialmente en una época como la actual, con horizontes profesionales tan cambiantes.